Testimonio de Hugo Roberto Ginzberg

Hugo Roberto Ginzberg nació el 21 de octubre de 1975, es hijo de Aída Leonora “Noni” Bruschtein y de Adrián Saidón.
“Noni” era estudiante de Ciencias Exactas, maestra alfabetizadora y militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Fue asesinada el 24 de diciembre de 1975 en la villa de Monte Chingolo, después de la toma del cuartel de esa localidad. Fue enterrada como NN en el Cementerio de Avellaneda y sus restos fueron identificados en septiembre de 2014 por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Adrián, también militante del PRT, fue asesinado en la calle, cerca de su domicilio en Avellaneda, el 24 de marzo de 1976. Hugo, quedó al cuidado de su tía Irene Mónica Bruchstein y su marido Mario Ginzberg, quienes lo registraron como hijo natural. Irene era artista plástica y Mario, maestro mayor de obras, militaban en el PRT. El 11 de mayo de 1977 fueron secuestrados de su departamento, se presume que fueron traslados al centro clandestino de detención que funcionaba en Campo de Mayo. Hasta la fecha, permanecen desparecidos.
Hugo se radicó con su abuela Laura Bonaparte en México, ella estaba exiliada allí desde 1976 desde donde participó de comités de solidaridad y denuncia por lo que sucedía en Argentina, y colaboró con Amnistía Internacional, además de ser observadora en campos de refugiados en Centroamérica.
En 1985, Laura y Hugo regresaron a la Argentina.
Desde 1996 Hugo le reclama al Estado registrarse con la identidad que le pertenece, a la fecha Hugo Roberto Saidón Bruschtein no puede ejercer el derecho a su verdadera identidad.