Testimonio de Clarisa Élida Sobko

Clarisa Élida Sobko Hija de Pedro Miguel Sobko y Élida Olga Goyeneche de Sobko. Su padre inició su militancia avanzada la década del sesenta en el Partido Revolucionario de los Trabajadores – Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP), al mismo tiempo que comenzó sus estudios de medicina en la Universidad Nacional del Nordeste (UNE), con sede en Corrientes Capital. Fue detenido en 1972 y liberado el 25 de mayo de 1973, con la amnistía del presidente Héctor José Cámpora. En 1974 dejó los estudios y se mudó con su esposa a Chaco. Fue asesinado el 2 de mayo de 1977 en un baldío de la ciudad de Paraná, Entre Ríos, mientras intentaba escapar de sus secuestradores, que lo habían llevado a la Comisaría 5 de esa ciudad. Hasta la fecha, permanece desaparecido. Su madre militaba en la misma organización, era Maestra Normal Nacional y también había estudiado medicina en la misma universidad que su padre. Después del asesinato de su esposo, Élida decide mudarse con sus dos hijos a la ciudad de Goya, Corrientes, donde vivían sus padres. Fue secuestrada el 12 de enero de 1978 en las cercanías del Club de Caza y Pesca “Doña Goya”, a siete kilómetros de la ciudad de Goya. Aunque no existen registros de su paso por algún Centro Clandestino de Detención (CCD), hay indicios de que estuvo detenida en el Batallón de Ingenieros 7 de Goya y en el Grupo de Artillería 7 / El Regimiento, en Resistencia, Chaco. Hasta la fecha, permanece desaparecida. Clarisa se crió junto a su hermano Oscar en el hogar de sus abuelos maternos, en la ciudad de Goya. En 1984 se mudaron a Paraná, donde sus abuelos, “Pepita” Tellería y Dionisio Goyeneche, fueron cofundadores de la Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos Entrerrianos (AFADER). En 1995, Clarisa fue una de las fundadoras de la Agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.), Regional Paraná. También participó en AFADER. En 2011 declaró en la Causa Panetta, en la ciudad de Goya, por el secuestro y desaparición de su madre. En 2014 declaró en la causa Área Paraná, por el secuestro y asesinato de su padre, en donde además es querellante. Actualmente, Clarisa es psicóloga social. Además de su militancia en H.I.J.O.S., trabaja en el Registro Único de la Verdad de la provincia de Entre Ríos y es coordinadora en el Programa Jóvenes por la Memoria.