Testimonio de Gustavo Carlos Molfino

Gustavo Carlos Molfino: Hermano de Alejandra Molfino, estudiante de Ingeniería en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y militante en el sindicato docente. Fue detenida en mayo de 1976 y llevada a la cárcel de Devoto, donde estuvo un año hasta que le dieron la opción de salir del país. Se exilió en Francia. Hermano de Miguel Ángel Molfino, militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), periodista y escritor. Fue secuestrado en Buenos Aires el 23 de mayo de 1979 y alojado en la comisaría 3. De allí fue al Centro Clandestino de Detención (CCD) “Coordinación Federal”, de donde fue trasladado a la alcaidía policial de Resistencia, Chaco, y más tarde al CCD que funcionaba en la Brigada de Investigaciones, hasta que fue condenado por un Consejo de Guerra y legalizado. Estuvo en la Unidad 9 de La Plata, en Rawson y en la Unidad 7 de Resistencia. Fue liberado en diciembre de 1983. Hermano de Marcela Esther Molfino, estudiante del Profesorado de Letras en la UNNE, militante del Peronismo de Base y luego de la Juventud Peronista (JP), incorporada a la organización Montoneros. Se casó con Guillermo Amarilla, estudiante de la carrera de Contador Público Nacional en la UNNE y delegado de la Regional IV de la JP. Fueron secuestrados en el marco de la Contraofensiva el 17 de octubre de 1979: Guillermo en Buenos Aires, y Marcela junto a la pareja que conformaban Rubén Amarilla y Susana Hedman, más los cinco hijos de los dos matrimonios, en San Antonio de Padua, provincia de Buenos Aires. La única sobreviviente del operativo fue Susana Hedman, los cinco menores fueron restituidos a sus familiares luego de permanecer en cautiverio quince días. Hasta la fecha, Marcela, Guillermo y Rubén permanecen desaparecidos. Fueron vistos en el CCD que funcionaba en Campo de Mayo. El 4 de noviembre de 2009 las Abuelas de Plaza de Mayo dieron a conocer la restitución de la identidad del nieto 98: Martín Amarilla Molfino, el cuarto hijo de Marcela y Guillermo, que nació en el Hospital Militar de Campo de Mayo. Hijo de Noemí Esther Gianetti de Molfino, quien en 1977 decidió exiliarse en París, Francia, donde denunció las prisiones y secuestros de sus hijos, participó en la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y colaboró con el Movimiento Peronista Montonero (MPM). Fue secuestrada el 12 de junio de 1980 en Lima, Perú, en el marco del Plan Cóndor, junto a María Inés Raverta y Julio César Ramírez, militantes de la organización Montoneros. Fue llevada a Bolivia y luego al CCD Campo de Mayo, hasta que el 18 de julio de ese año fue trasladada a un hotel de Madrid, España, donde fue asesinada. Hermano de Liliana Molfino, militante del Frente Antiimperialista por el Socialismo (FAS), y de José Alberto Molfino, quienes sostuvieron durante toda la dictadura un exilio interno, viviendo en Resistencia, Chaco. Gustavo se exilió junto a su madre cuando era estudiante secundario. Militó en el MPM y después del asesinato de Noemí viajó a Nicaragua, donde participó de la Revolución Sandinista. Volvió de su exilio en 1984. Desde 1980, es querellante en la causa por el asesinato de su madre, radicada en España, que se ha abierto y cerrado sin llegar a una resolución. También forma parte del colectivo de familiares Juicio Campo de Mayo Causa Contraofensiva, donde se presentó como querellante. Actualmente, Gustavo se dedica a la fotografía y trabaja en la Cámara de Diputados de la Nación.