Testimonio de Lila Victoria Pastoriza. Primera Parte

Lila Victoria Pastoriza Periodista. Estudió Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), dónde comenzó su militancia estudiantil en la Comisión de apoyo a Cuba. En la facultad, participó del Centro de Estudiantes y del Movimiento Universitario Reformista. Luego, estudió Sociología en la misma Universidad y participó de la agrupación “Carta Abierta”.
Militó en la Federación Juvenil Comunista (FJC) y en Vanguardia Revolucionaria. Formó parte de grupos que entre 1966 y 1967 apoyaron la campaña de Ernesto “Che” Guevara en Bolivia. Posteriormente, militó en la Juventud Peronista (JP) y en la organización Montoneros. Trabajó en la revista Información, dirigida por Enrique Juan Ricardo “Jarito” Walker y luego se integró a la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA), creada por Rodolfo Walsh.
Fue secuestrada en la vía pública el 15 de junio de 1977 y llevada al Centro Clandestino de Detención (CCD) que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde fue obligada a realizar tareas en la construcción de un archivo periodístico. Fue liberada junto a Pilar Calveiro el 25 de octubre de 1978 y, el mismo día, se exiliaron en Madrid, España. Luego, estuvo en Valencia. En España, Lila presentó un informe sobre su cautiverio en la ESMA en el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Posteriormente, se trasladó a México dónde trabajo como periodista y participó de la Casa Argentina de Solidaridad (CAS).
Su esposo, Eduardo Yasbec Jozami, estuvo detenido entre el 12 de septiembre de 1975 y el 11 de septiembre de 1983 en las cárceles de Villa Devoto, La Plata, Sierra Chica, Caseros y Rawson. Cuando recuperó su libertad se exilió en México, donde trabajó como docente en la universidad.
En 1984, Lila viajó a la Argentina para declarar en la Comisión Nacional por la Desaparición de Personar (CONADEP) y en abril de 1985, junto a su esposo, regresaron definitivamente.
En Argentina, trabajó como periodista en El Periodista de Buenos Aires y realizó colaboraciones en Página 12, entre otros medios. Participó de la Asociación Buena Memoria y trabajó en el proyecto del Parque de la Memoria. Integró Memoria Abierta y dirigió junto a María Moreno la colección “Militancias”, de la editorial Norma.
Lila declaró en numerosos juicios, entre ellos el Juicio a las Juntas y en la Megacausa ESMA.
En la actualidad, trabaja en el espacio de la Memoria de la ex ESMA.