Testimonio de Tatiana Sfiligoy Ruarte Britos. 18 de Octubre de 2019

18 de Octubre de 2019 / Sala Augusto Cortazar Tatiana Sfiligoy Ruarte Britos es hija de Mirta Graciela Britos y de Oscar Ruarte Pérez, y hermana de Laura Malena (actual Mara Laura Sfiligoy) y Florencia Ruarte. Mirta y Oscar eran militantes de base en Villa Libertador, Córdoba. Ambos eran actores, y militaban en el barrio y armaron un centro cultural en el lugar. Se pusieron en pareja y en el año 1973 nació Tatiana. Al tiempo se separaron, Oscar se quedó en Córdoba y Mirta se trasladó a Buenos Aires. Con el inició de la dictadura militar ambos entraron en la clandestinidad. El 17 de agosto de 1976 su padre fue secuestrado y desaparecido en su domicilio de Parque Atlántida, Córdoba. Fue secuestrado junto a su pareja Mariana Feldman, quien a los pocos días fue liberada. Tatiana vivía en Villa Ballester con su madre y su nueva pareja Javier Alberto Jotar , padre de su hermana Laura Malena, nacida ese mismo año. En 1977 irrumpió en el domicilio de la familia una patota militar y secuestraron a Javier Jotar, y luego a Mirta Graciela Britos la secuestraron en una plaza donde estaba con sus dos hijas. Las niñas, fueron trasladadas a una comisaría, y luego trasladaron a Tatiana a un hogar de niños en Villa Elisa, el “Instituto Remedios de Escalada” y a Mara a Casa Cuna, ambas como N.N. En el año 1978, Tatiana y Mara estaban en el juzgado de San Martín. Por motivos de otra adopción Carlos e Inés Sfiligoy conocen en el juzgado a estas hermanas, que también estaban en condiciones de adopción, y de buena fe logran adoptarlas a ellas. Un amigo de la familia Sfiligoy denunció en Abuelas de Plaza de Mayo que estas niñas podían ser hijas de desaparecidos, y Abuelas de Plaza de Mayo inició la búsqueda, hasta localizarlas en 1980. El matrimonio Sfiligoy colaboró con los familiares biológicos de las niñas y con las Abuelas de Plaza de Mayo, para establecer la identidad. Ambas niñas permanecieron como hijas adoptivas de los Sfiligoy y en contacto permanente con su familia biológica; y decidieron mantener sus nombres adoptivos. Tatiana es la primera nieta recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo. Tatiana se recibió de psicóloga y trabaja en Derechos Humanos. Hoy es madre de dos niñas y un niño, Irina, Maia y Pedro. Mirta Graciela Britos, Oscar Ruarte Pérez y Javier Alberto Jotar, aún continúan desaparecidos.