Jesús Abelardo Arias

De 1937 es su novela Álamos talados, obra publicada en 1942, de gran recepción y premiada, que introdujo al autor en los circuitos literarios locales. La producción narrativa de Arias continuó con la novela La vara de fuego (1947), El gran cobarde (1956), Límite de clase (1964), Minotauroamor (1966), La viña estéril (1969), Polvo y espanto (1971) y De tales cuales (1973), entre otras. Arias también se destacó con otros textos como los diarios de viajes París Roma, de lo visto y lo tocado (1954), De la torre de fuego a la niña encantada (1957) y Grecia en los ojos y en las manos (1967), el ensayo Ubicación de la escultura argentina en el silgo XX, la obra de teatro Ese, nuestro viaje, además de su obra póstuma Él, Juan Facundo, publicada en 1995.

A mediados de los años 50 Arias creó junto a Renato Pellegrini el sello editorial Tirso. El proyecto editorial publicó grandes obras francesas, expresión de la literatura homófila, con títulos de autores como André Gide, Henri de Montherlant, Roger Peyreffite y Roger Martin du Gard. En Tirso aparecieron también algunas de las obras de los editores, como por ejemplo Álamos talados y El gran cobarde de Arias y Asfalto de Pellegrini. La empresa editorial funcionó como ámbito de difusión de escritores de la escena local y contó a su vez con la participación de destacadas figuras de la década del 50 y del 60 como Manuel Mujica Láinez. Tirso se reveló como experiencia inédita para el ámbito literario latinoamericano, además de resistir en clave cultural en medio de la embestida represiva inaugurada por el golpe militar de 1955.

A lo largo de su vida, Abelardo Arias recibió numerosos galardones como el Premio Nacional de Literatura de 1972 y el Gran Premio de Honor de la SADE en 1988, entre otros. Falleció en 1991 en Buenos Aires. Tras su muerte, el archivo Abelardo Arias fue conservado por Antelo Savi, albacea del escritor y en julio de 2016 ingresó a la Biblioteca Nacional por donación del mismo Savi.

El fondo está compuesto por materiales que dan cuenta de la diversa producción literaria de Abelardo Arias –narrativa, teatro, ensayos–, así como también de sus iniciativas en el campo editorial. Entre los manuscritos y notas de trabajo se destacan poemas y cuentos inéditos como “La palma y la mano”, “Semáforo” y “William Cluke”, entre otros.

Consta también de una serie de alrededor de noventa cartas, correspondencia mantenida por Arias con personas del ámbito de la literatura y de la cultura nacional, entre los que destacan Ernesto Sabato, Ulises Petit de Murat, Orestes Di Lullo, Carlos Mastrángelo y Ana Emilia Lahitte, e internacional como el escritor francés Jean Cocteau.

Resaltan además algunos documentos vinculados a su actividad como editor en el sello Tirso –una gacetilla de difusión y primeras ediciones del catálogo–, materiales que dan cuenta del incipiente desarrollo editorial vinculado a la temática homosexual en las décadas de los 50 y 60.

Por otra parte el archivo cuenta con una importante cantidad de materiales referentes a Abelardo Arias y a su obra, como es el caso de recortes periodísticos aparecidos en diferentes medios nacionales, ensayos académicos y reseñas críticas sobre la obra del escritor.

El archivo se encuentra abierto a la consulta pública para todos los investigadores interesados en este material.

Galería