Protectores

La Asociación Protectores de la Biblioteca Nacional se formó en diciembre de 1989 con el objetivo de realizar labores que contribuyan al crecimiento de la Biblioteca Nacional. A través del trabajo voluntario, la asociación colabora en diversos proyectos vinculados con la gestión de donaciones, la conservación preventiva de materiales bibliográficos, la difusión de los servicios de la biblioteca y la promoción de la lectura.

La Biblioteca Nacional y el Museo del libro y de la lengua, con motivo del receso de verano, permanecen cerrados al público durante todo el mes de enero y abren nuevamente sus puertas a partir del lunes 4 de febrero.