Luis Chitarroni (1958-2023)

Con la prematura muerte de Luis Chitarroni, la literatura argentina ha perdido, no solo a un erudito, a un autor y a un lector irrepetibles, sino a uno de sus más grandes editores.

Su legendario periplo por Sudamericana, se inició tempranamente, de la mano de los históricos Paco Porrúa y Enrique Pezzoni. Chitarroni desplegó una tarea brillante en la narrativa, el ensayo y la poesía, tanto en la publicación de autores consagrados, como en el descubrimiento y la apertura a aquellas voces nuevas que hoy son reconocidas. Luis arriesgaba y casi siempre acertaba, con un ojo lector implacable. De un modo notable, sus ediciones dieron vuelta la escena literaria local, en un equilibrio sutil entre clasicismo y vanguardia.

Luego de muchos años y dejando un enorme aporte al catálogo literario, los cambios empresariales lo llevaron a una nueva experiencia que fue La Bestia Equilátera, donde inició una etapa diversa y siempre innovadora, publicando a muchos autores extranjeros, poco conocidos o escasamente difundidos, muchas de cuyas traducciones realizara él mismo.

Su paso por la revista Babel, sus numerosas intervenciones en el debate literario, la labor docente, sus participaciones como jurado de certámenes y su propia obra como autor, convirtieron a Luis Chitarroni en un referente insoslayable. Autor de Siluetas (1992), El carapálida (1997), Los escritores de los escritores (1997), Peripecias del no (2007), Mil tazas de té (2008), La muerte de los filósofos en manos de los escritores (2009), Breve historia argentina de la literatura latinoamericana -a partir de Borges- (2019), La noche politeísta (2019), Pasado mañana (2020) y La carta perdida (2022), Chitarroni se fue desplazando entre el ensayo, la ficción y también su propia biografía, metamorfoseada en dichos géneros, con la osadía, el vanguardismo y la erudición que lo caracterizaron.

La Biblioteca Nacional Mariano Moreno, que tantas veces contara con su presencia y el aporte brillante a cada participación suya, lamenta profundamente su fallecimiento y acompaña por este medio a su familia, amigos y a la vasta comunidad literaria condolida por su ausencia.


Los restos de Luis Chitarroni serán velados en la Sala Augusto Raúl Cortazar de la Biblioteca Nacional este miércoles 17 de mayo de 21 a 24 hs. y el jueves 18 de mayo de 9 a 12 hs.


 

La Biblioteca Nacional permanece cerrada al público el lunes 17, el jueves 20 y el viernes 21 de junio debido a los feriados nacionales.