Inauguración de Ecos de los soviets

La muestra organizada por la Biblioteca Nacional al cumplirse 100 años de la Revolución rusa, sale al encuentro del pasado revolucionario de una nación y se embarca en una aventura de símbolos y representaciones entrecruzadas, muchas veces difusas, de aquello que conocemos como Octubre Rojo.

Eventos relacionados: Ecos De Los Soviets

¿Qué hay en nuestra imaginación cuando escuchamos hablar de la Revolución rusa? ¿Qué sentimos al oír los nombres de Vladímir Lenin y León Trotsky? ¿Qué ideas nos hacemos al pronunciar palabras como “soviet” o “bolchevique”? O, más sencillamente, ¿qué esperanzas guardamos bajo el concepto de revolución? Si estas preguntas todavía generan algo en nuestra sociedad, es porque la Revolución rusa de 1917 condensa una potencia épica, política y sentimental como pocos fenómenos en la historia contemporánea.

Las raíces de un evento de tal magnitud pueden hallarse en las amarguras sociales contenidas y heredadas de padres a hijos, en las miserias maceradas de generación en generación, en las familias condenadas históricamente a una condición de pobreza, en las largas hileras de sometidos que compartieron su sometimiento y, también, en los grupos de rebeldes que hablaron de resistencias y de sueños. Ese combustible ancestral de descontentos alimentó el fuego en los revolucionarios que hicieron la revolución y en las personas que pusieron a jugar en el vilo de la muerte sus cuerpos y sus sentimientos por darle una vuelta al orden de las cosas, por fundar un nuevo mundo. El siglo XX no fue el mismo después de Octubre.

A ese espíritu y a las voluntades que le dieron vida y cauce, la Biblioteca Nacional Mariano Moreno les dedica esta muestra que intenta recuperar las primeras recepciones que el fenómeno ruso provocó en Argentina. Políticos, militantes, intelectuales, escritores y artistas, todos y cada uno se hicieron cargo de esa conmoción que sacudió el mundo. Ninguno pudo escapar de las fauces de la revolución. Sus huellas permanecen en los cientos de libros y en las miles de revistas y panfletos que se publicaron durante aquellos años. Hoy se conservan en la Biblioteca y se exhiben como una memoria de los días que fueron.


Entrada libre y gratuita.

Galería