La Biblioteca Nacional atesora obras singulares del patrimonio nacional, colecciones únicas y mucho de lo editado en el país. A sus salas llegan lectores ocasionales, en busca de un libro solo, y otros que son especializados investigadores. Son los que revisan las colecciones para encontrar datos, producir reflexiones y análisis, difundir nuevos conocimiento. En ese sentido, hacen vivir de modos nuevos el acervo de la Biblioteca. Por ello, la institución propicia de diversos modos la presencia de los investigadores: mediante una credencial que les permite el acceso a los fondos reservados y las colecciones especiales, a través de concursos de becas de investigación y con el desarrollo de líneas de investigación dentro de la Biblioteca Nacional.

El día martes 22 de agosto, la biblioteca brindará un servicio restringido a sus usuarios.